Rehabilitación energética de edificios: qué es y cómo hacerla a coste casi cero

blog Envoltia (1) (1)
Tabla de contenidos

Eres propietario, administrador de fincas o técnico y necesitas hacer una rehabilitación
energética de un edificio residencial.


Pero no sabes por dónde empezar.


Temes que la inversión sea demasiado elevada porque el edificio necesita una renovación
integral.


Eres consciente de la dificultad de gestionar un proyecto así, porque tú en realidad no eres
un experto en rehabilitación.


Verás.


Si esta situación te resulta familiar, en este post vamos a ayudarte a que lo veas todo
mucho más claro.


Descubrirás qué es exactamente la rehabilitación energética de edificios, conocerás las
fases necesarias para realizar -bien- este proceso y sabrás qué subvenciones solicitar para
hacerla a coste cero o con una mínima inversión.


Por último, te mostraremos un caso práctico para que te hagas una idea más clara de todo.

 

¿Qué es la rehabilitación energética de edificios?

 

La rehabilitación energética consiste en mejorar el rendimiento energético de un edificio,
con el objetivo principal de reducir sus emisiones de CO2.


En líneas generales, esto se consigue utilizando energías renovables y reduciendo la
demanda de energía.


Para conseguir esto, la Unión Europea se ha propuesto como meta que el parque de
edificios europeos sea de cero emisiones en los próximos años.


¿Cuáles son los plazos exactos para lograr esto?


El Parlamento Europeo aprobó en marzo de 2024 una nueva directiva sobre eficiencia
energética de edificios, donde se imponen las siguientes medidas con un calendario ya
fijado:

 

  • Eliminar por completo las calderas de combustibles fósiles para el año 2040.
  • Reducir el consumo de energía de edificios residenciales construidos un 22% antes del año 2035.
  • Construir edificios climáticamente neutros a partir del año 2030.
  • Prohibir subvenciones y ayudas a calderas que utilicen combustibles fósiles a partir del año 2025.


Y todo esto viene acompañado de una línea de fondos europeos para fomentar la
rehabilitación en edificios residencias (más abajo te hablaremos mejor de esto).


Si bien el objetivo principal de la rehabilitación es reducir emisiones de CO2, lo cierto es que
tiene muchos más beneficios directos para los propietarios:

 

  • Mejora de la eficiencia energética de las viviendas
  • Mejora del nivel de confort de sus habitantes
  • Ahorro en facturas de energía cada mes
  • Revalorización de las viviendas

 


Ahora bien.


Una rehabilitación energética de edificios debe hacerse siguiendo un sistema que garantice
la máxima eficiencia.


No solo para lograr un mayor ahorro energético en las facturas. También para poder
conseguir subvenciones hasta del 100%.


Para conseguir todo esto, a continuación te mostramos las fases que debe seguir un
proceso de rehabilitación energética adecuado.

 

Fases para hacer una rehabilitación energética de edificios
adecuada

 

Fase 1 – Monitorización inicial

Antes de iniciar un proceso de rehabilitación energética, es necesario digitalizar y
monitorizar el inmueble.


Así sabremos con exactitud qué problemas tiene el edificio y cómo solucionarlos.
Esto tiene una gran importancia.


Porque la digitalización y la monitorización nos permiten tomar decisiones informadas sobre
cómo mejorar la eficiencia energética del edificio, y no hacerlo a ciegas o en base a
suposiciones.


Monitorizar implica instalar en el edificio sensores (exteriores e interiores) para registrar
periódicamente parámetros que miden:

  • El viento
  • La temperatura
  • La humedad y calidad de aire
  • Los consumos de energía y agua
  • El comportamiento real del edificio

 

Fase 2 – Auditoría Energética del Edificio

Una vez recogidos los datos gracias a la monitorización, se realiza una Auditoría Energética
del Edificio.


Es decir, un estudio donde conoceremos en detalle la situación actual del inmueble, el uso
que hace de la energía y su coste.


Esta auditoría también nos servirá para saber qué medidas llevar a cabo para mejorar su
eficiencia energética.


Además, de la auditoría se desprende la Certificación Energética del Edificio (CEE), que
califica el inmueble con una letra entre la G (poco eficiente) y la A (muy eficiente).


Esta CEE debe repetirse al finalizar las obras de rehabilitación energética para demostrar el
nivel de eficiencia conseguido.

 

Fase 3 – Reducción de demanda energética

Aquí ya entramos en la fase de ejecución de las obras.


Uno de los objetivos de la rehabilitación energética es reducir la demanda de energía del
edificio.


Para ello, se debe realizar un aislamiento adecuado, actuando sobre la envolvente térmica.


El motivo es que, por lo general, los principales focos de pérdida de energía de un edificio
son: el escaso aislamiento térmico, las fugas de aire y una ventilación inadecuada.


De modo que una rehabilitación energética eficiente debe solucionar estos tres puntos,
llevando a cabo diferentes actuaciones sobre:

  • Fachada
  • Ventanas
  • Cubierta
  • Suelos

 

Fase 4 – Electrificación de la demanda y mejora de la eficiencia
energética

Una vez reducida la demanda, lo siguiente es actualizar las instalaciones.


Para ello se pueden realizar las siguientes actuaciones:

  • Sustituir las viejas calderas de gas y gasóleo por sistemas más eficientes como bombas de calor aerotérmicas y/o geotérmicas.
  • Cambiar radiadores convencionales por otros sistemas de emisión, como radiadores de baja temperatura, suelo o techo radiante.
  • Individualizar el consumo de energía con sistemas de repartos energéticos.
  • Mejorar el sistema de iluminación del edificio, instalando bombillas LED que consumen un 85% menos que las convencionales.
  • Sustituir ascensores antiguos por otros más eficientes.

 

Fase 5 – Autosuficiencia energética y generación renovable

En esta cuarta fase ya podemos alcanzar la autosuficiencia energética, gracias a la
producción de energía eléctrica, de forma gratuita y renovable.


Esto se hace instalando paneles solares fotovoltaicos en la cubierta, o incluso sistemas más
innovadores como la fachada ventilada fotovoltaica.


De este modo, según la potencia fotovoltaica instalada se podrán cubrir parte o todos los
consumos energéticos del edificio (electricidad viviendas, servicios comunes, calefacción,
ACS, recarga vehículo eléctrico, etc.).

 

Fase 6 – Movilidad eléctrica

Por lo general, un proyecto de rehabilitación energética debe contemplar la movilidad
eléctrica dentro de sus partidas.


Es decir, la instalación de cargadores de coches eléctricos en el edificio con control de
consumo individual.


Esto implica que, al realizar autoconsumo colectivo en un edificio comunitario, los
propietarios pueden aprovechar la energía del sol para cargar gratis sus vehículos.

 

Fase 7 – Monitorización final

Una vez más tenemos que hablar de monitorización.


¿Recuerdas que en la fase 1 monitorizamos el edificio para registrar ciertos parámetros?


Bien.


Ahora es el momento de saber cómo han mejorado, una vez finalizadas las obras.


Es el único modo de que los propietarios conozcan de manera objetiva y medible el impacto
real de la rehabilitación.


Y así sabrán cómo ha mejorado:

  • El ahorro energético
  • Las emisiones de CO2
  • La calidad de vida de las personas

 

Fase 8 – Gestión energética

Una vez terminada la obra, los sensores que monitorizan parámetros de consumo,
temperatura, humedad, viento y calidad del aire servirán a los propietarios para mejorar sus
hábitos de consumo energético.


Esto implica que podrán identificar áreas donde se está derrochando más energía y tomar
medidas para disminuir gastos energéticos innecesarios.


Además, los vecinos dispondrán de un sistema de cobros y recibos automatizados para
contar con un reparto de energía justo en toda la comunidad.

 

Fase 9 – Ayudas y subvenciones

En realidad esta fase debe considerarse desde el inicio del proyecto, porque marcará desde
un primer momento la inversión a realizar por vecino.


Existen varias ayudas y subvenciones a las que puede acogerse un edificio. Algunas de
ellas son:

PREE 5000

Este Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) está gestionado por el IDAE.


Consiste en ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios existentes en
municipios hasta de 5000 habitantes.


Las actuaciones subvencionables son envolvente térmica, sustitución de instalaciones de
combustibles fósiles por fuentes renovables como la biomasa, la geotermia, la solar térmica,
la aerotermia o bomba de calor, autoconsumo fotovoltaico, incorporación de tecnologías de
regulación y control y mejora en la eficiencia energética de la iluminación.

Fondos europeos NEXT GENERATION

Cada Comunidad Autónoma tiene convocatorias abiertas para ofrecer ayudas a la
rehabilitación de edificios de los fondos europeos NEXT GENERATION.


Estos fondos nacieron para promover este tipo de actuaciones de rehabilitación energética.
Y así lograr el objetivo de reducir emisiones de CO2 y eliminar por completo las calderas de
combustibles fósiles para el año 2040 (entre otras metas).


Por eso ofrecen a las comunidades de propietarios mejorar su eficiencia energética por muy
poco (podrás comprobarlo en el caso práctico más abajo).


Para lograrlo, la comunidad solo necesitará demostrar que ha conseguido un ahorro
energético de al menos un 30%.


Podrá conseguir ese ahorro de diferentes formas:

  • Mejorando el aislamiento de la fachada y la cubierta
  • Renovando el sistema de calefacción
  • Instalando energías renovables
  • Cambiando las ventanas


El importe de la subvención aumentará cuanto más ahorro energético consiga la
comunidad, tal y como puedes ver en la siguiente tabla:

 

 

Un dato importante a tener en cuenta en estas subvenciones es que no tributan en la declaración de la renta.

 

Otras ayudas

 

A las anteriores hay que sumar dos ayudas más que debes tener en cuenta antes de rehabilitar un edificio:

 

  • La deducción fiscal del 60%
  • La bonificación del IBI que en Madrid, por ejemplo, es del 50% durante 5 años

 

Caso práctico

 

Veamos todo esto con un caso práctico de un edificio en Madrid con las siguientes características:

  • Zona climática D
  • 8 alturas
  • 56 viviendas de en torno a 90 m2 cada una
  • Sistema de calefacción centralizada
  • Construido en 1983
  • Más de 40 años de antigüedad

 

El edificio presenta dos problemas principales:

 

  1. El desgaste y envejecimiento de sus sistemas y estructuras están provocando continuas derramas a sus vecinos.
  2. El gasto energético se ha disparado tanto, que es inasumible para sus propietarios.

 

Al hacer un estudio de la situación actual del edificio, se detecta lo siguiente:

 

  • Aislamiento deficiente
  • Problemas estructurales
  • Sistemas de climatización obsoletos

 

Llevar a cabo las mejoras necesarias supone un coste elevado para los vecinos.

 

De modo que esta comunidad quiere aprovechar al máximo las subvenciones NEXT GENERATION de Europa.

 

Para lograr este máximo aprovechamiento, deben reducir todo lo posible el consumo energético, porque mayor será la subvención que recibirán y también los beneficios.

 

Vamos a ver las opciones que tienen en esta tabla:

 

Supuesto Coste Oficina Técnica Coste total (sumando conceptos anteriores) Reducción del consumo energético % de subvención Coste por vecino
solo cubierta 84.404€ 3.246€ 84.404€ 3% 0 1.507,21€

+aislamiento fachada SATE

432.074€ 19.739€ 513.232€ 40% 40% 5.498,91€
+ventanas 414.534€ 34.924€ 908.027€ 60% 65%

5.675,16€

+paneles solares

47.124€

48.652€ 1.264.975€ 65% 80%

4.517,78€

Bomba de calor 296.096€

 

 

 

  • En el primer supuesto donde sólo se actúa sobre la cubierta, el importe de la subvención es “cero”, al no conseguir una reducción en el consumo energético del 30%.
  • Al añadir un aislamiento con fachada SATE, la reducción del consumo energético es ya importante (un -40% de ahorro de energía), siendo el coste por vecino de 498,91€.
  • Si a lo anterior sumamos cambio de ventanas, paneles solares y bomba de calor, el ahorro energético aumenta bastante (un -65%) y sorprendentemente disminuye la inversión por vecino: 517,78€.

 

De aquí extraemos que, a mayor número de actuaciones:

 

  • Mayor es la subvención a recibir
  • Menor el importe a pagar por vecino
  • Mayores son las mejoras en el edificio
  • Mayor es el ahorro mensual de energía

 

Pero las ventajas no terminan aquí.

 

Al financiar la instalación, los vecinos de este edificio podrán pagar las cuotas con el ahorro generado:

 

  • A cada vivienda le corresponde pagar 4.517,78€
  • Este importe se puede financiar en 4 años con una cuota de 113€/mes
  • El ahorro energético conseguido con la obra es de 113 €/mes
  • Así que los vecinos pagarán la obra con el ahorro conseguido
  • La instalación quedará amortizada en sólo 4 años

 

Pero aún hay más.

 

  • Las deducciones fiscales son del 60%
  • Con esto, reducirán la inversión a solo 806,91€ por vecino
  • Y conseguirán amortizarla en SOLO 18 MESES

 

Preguntas frecuentes sobre rehabilitación energética de edificios

 

¿Es obligatoria la rehabilitación energética de edificios?

En la actualidad no es obligatoria la rehabilitación energética de edificios existentes, pero esto puede cambiar en un futuro próximo.

 

Porque la Unión Europea tiene el objetivo de lograr una huella de carbono neutra en el año 2050, dentro de su Pacto Verde Europeo.

 

Hay que resaltar que en España todavía estamos muy lejos de este objetivo, con solo el 16% de los edificios con etiqueta de eficiencia energética por encima de las letras E, F y G.

 

Y tan solo un 0,30% del total cuenta con el nivel máximo de eficiencia.

 

Sin duda, estas cifras son muy preocupantes y para cambiarlas se necesita un plan de estado inminente de rehabilitación energética de edificios.

 

¿Cómo mejorar la eficiencia energética en los edificios?

Existen varias medidas para mejorar la eficiencia energética de edificios, como por ejemplo:

 

  • Sistemas de ahorro de agua
  • Iluminación de bajo consumo
  • Instalación de energías renovables
  • Instalación de ventanas con doble vidrio
  • Mejor aprovechamiento de la luz natural
  • Plantas y vegetación para refrescar edificios
  • Mejora del aislamiento y envolvente del edificio
  • Sistemas de refrigeración y calefacción eficientes e individuales

 

¿Qué se consideran obras de rehabilitación energética?

Según la Agencia Tributaria se consideran obras de rehabilitación energética:

 

Aquellas que permitan reducir el consumo de energía primaria no renovable, en un 30 por ciento como mínimo, o bien, la mejora de la calificación energética del edificio para obtener una clase energética «A» o «B», en la misma escala de calificación.

 

¿Y ahora? Por dónde empezar para hacer una rehabilitación energética en un edificio residencial

 

Si has llegado hasta aquí, es probable que ahora necesites contactar con una empresa para valorar la viabilidad de una rehabilitación energética en tu edificio.

 

Verás.

 

En Envoltia ayudamos a propietarios, presidentes de comunidades, administradores de fincas y técnicos a realizar con éxito este tipo de proyectos de principio a fin.

 

Esto quiere decir que nos encargamos del proceso de monitorización inicial, auditoría energética, gestión de subvenciones, ejecución de la obra con una modalidad “llave en mano” y un precio final cerrado, y la gestión energética.

 

Para que tú no tengas que ocuparte de nada.

 

Además, como sabemos que te preocupa el coste de todo esto, debes saber que aceptamos la cesión de la subvención como forma de pago y financiamos hasta el 100% de la parte no subvencionable.

 

En este ejemplo lo verás más claro:

 

 

¿Te cuadra todo esto?

 

Mira.

 

Estás son las ventajas de contratar a Envoltia para tu proyecto de rehabilitación energética:

 

  • Un solo interlocutor y una sola empresa responsable de todo el proyecto.
  • Gestionamos y ejecutamos sólo 10 proyectos de rehabilitación integral al año para asegurar el éxito de cada obra.
  • No subcontratamos, porque tenemos personal propio.
  • Contamos con un equipo con más de 15 años de experiencia.
  • Finalizamos las obras en 12 meses como máximo una vez iniciadas.
  • Gestionamos subvenciones y te asesoramos sobre otras ayudas disponibles.
  • Facilitamos la financiación en caso necesario con las mejores condiciones del mercado.
  • No tendrás que adelantar el dinero, aceptamos la cesión de la subvención como forma de pago.
  • Contarás con un asesor energético especializado en rehabilitación que te acompañará durante todo el proceso.
  • Tendrás contacto directo con nosotros siempre que lo necesites, incluso una vez finalizada la obra.

 

 

Ni lo pienses.

 

Solicita ahora una asesoría gratuita para tu edificio. No pierdes nada.

 

 

 

Comentarios