Eficiencia energética en edificios: cómo mejorarla y medirla

blog Envoltia (3)
Tabla de contenidos

Estás aquí porque:

 

  • Vives en un edificio de viviendas que necesita mejorar su eficiencia energética.
  • Eres administrador de fincas y gestionas edificios poco eficientes energéticamente.
  • Eres arquitecto o ingeniero y necesitas mejorar la eficiencia de un edificio.

 

Si te encuentras en alguna de estas situaciones, te interesa este artículo.

 

Porque aquí descubrirás:

 

  • Qué es la eficiencia energética de un edificio
  • Cómo saber si tu edificio es eficiente energéticamente
  • Cómo mejorar la eficiencia energética
  • Qué subvenciones hay para rehabilitar un edificio
  • Qué pasos dar para que mi edificio sea más eficiente

 

Empezamos.

 

 

¿Qué es la eficiencia energética de un edificio?

 

La eficiencia energética de un edificio consiste en utilizar energía de forma racional para cubrir las necesidades energéticas de climatización (calefacción y refrigeración), agua caliente sanitaria (ACS), iluminación… de un inmueble.

Esta idea se basa en el principio de las construcciones Passivhaus, cuyo objetivo es llegar a un consumo de energía casi nulo.

Se reduce así el gasto energético y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para que esto sea una realidad, se deben aplicar diferentes medidas de eficiencia energética que te explicaremos más abajo.

 

 

Ventajas de vivir en un edificio eficiente energéticamente

 

Vivir en un edificio eficiente energéticamente tiene varias ventajas:

 

  • Reducción en los costes de la energía: al reducir el consumo energético, el gasto también será menor.
  • Mejora de la calidad de vida de las personas: quienes habitan en un edificio eficiente a nivel energético, disfrutan de un nivel de confort superior y de una mayor calidad de vida.
  • Cuidado del medio ambiente y medidas contra el cambio climático: un edificio sostenible consume y contamina menos, lo que se traduce en una disminución de la huella de carbono y de los gases de efecto invernadero.
  • Mejor calidad del aire interior: muchos edificios eficientes energéticamente también se enfocan en la ventilación adecuada y el uso de materiales de construcción no tóxicos, lo que resulta en una mejor calidad del aire interior y menos problemas de salud para los residentes.
  • Incentivos y subvenciones: en muchos lugares, existen incentivos fiscales, subvenciones y programas de financiación para la construcción y renovación de edificios eficientes energéticamente, lo que puede reducir el coste inicial de la inversión.
  • Durabilidad y menor mantenimiento: los materiales y sistemas utilizados en edificios eficientes suelen ser de alta calidad y durabilidad, lo que reduce los costes y la frecuencia de mantenimiento a largo plazo.
  • Revalorización del edificio: una vivienda en un edificio con una buena certificación energética tiene un valor mayor de tasación y, por tanto, es más rentable su venta.

 

 

¿Cómo se calcula la eficiencia energética de un edificio?

 

Para calcular la eficiencia energética de un edificio se debe medir la energía que consume en un período de 12 meses.

En este tiempo se miden los consumos de calefacción, refrigeración, ACS, ventilación, iluminación, etc. en condiciones normales de uso.

Para ello, se utilizan las siguientes medidas que corresponden con una letra de la escala de eficiencia energética de edificios:

 

  • kg CO2/m2 año: kilogramos de CO2 por metro cuadrado de vivienda.
  • kWh/m2 año: kilovatios hora por metro cuadrado.

 

De esta forma, para medir la eficiencia energética de un edificio, se usan indicadores de:

 

  • Emisiones anuales de CO2.
  • Consumo anual de energía primaria no renovable.

 

La calificación permite asignar (a un edificio o vivienda) una etiqueta de eficiencia energética con información sobre el inmueble.

Esa etiqueta especifica su consumo de energía y las emisiones de CO2 dentro de una escala que va:

 

  • desde la clase G, para quienes consumen más y emiten más emisiones;
  • hasta la clase A, para los menos consumidores.

 

Esta calificación permite comparar diferentes edificios en función de su calidad energética.

 

 

Ejemplo de inmueble con calificación energética E y G

 

En este ejemplo, con un Certificado de Eficiencia Energética (CEE) se obtuvieron las siguientes calificaciones:

 

  • E” en consumo anual de energía primaria no renovable.
  • G” en emisiones anuales de CO2.

 

Inmueble con calificación energética A y A

 

Tras una rehabilitación energética de ese mismo edificio, se consiguió una eficiencia de:

 

  • A” en consumo anual de energía primaria no renovable
  • A” en emisiones anuales de CO2

 

 

Cómo saber si mi edificio es eficiente

 

Para saber si tu edificio es eficiente, necesitas un certificado energético que acredite una calificación “A”, “B” o “C”.

Lógicamente, en esta certificación de eficiencia, cuanto más cerca de la “A” se encuentre, más eficiente será el edificio.

 

 

Cómo mejorar la eficiencia energética de un edificio

 

La eficiencia energética de un edificio se mejora con una rehabilitación energética integral.

Con este tipo de obras un inmueble puede llegar a conseguir un ahorro energético hasta del 50%, o incluso llegar a alcanzar la calificación máxima “A”.

Esto es lo que incluye una rehabilitación energética de un edificio:

 

Reducción de la demanda energética

 

Mejora del aislamiento del edificio, actuando sobre la envolvente térmica: fachadas, cubiertas, ventanas, suelos, etc.

Con esto el inmueble se aislará del exterior y se reducirán las pérdidas energéticas, sin comprometer la ventilación.

 

Energías renovables

 

Instalación de un sistema de bomba de calor (energía geotérmica o aerotérmica) y de paneles solares en el edificio.

Con una instalación fotovoltaica se cubrirá una parte importante de la demanda de electricidad de:

 

  • La bomba de calor
  • Servicios comunes
  • Recarga de vehículos
  • De las propias viviendas

 

Renovación de otros sistemas consumidores de energía

 

Renovar sistemas que consumen energía en el edificio por otros más eficientes supondrá también un ahorro en las facturas.

Por ejemplo: renovar la iluminación por otra de tipo LED, los sistemas de climatización, los sistemas de ventilación, ascensores, electrodomésticos, sistemas de generación de ACS o de piscinas…

 

Movilidad eléctrica

 

Si se instala un sistema de autoconsumo colectivo, los propietarios podrán aprovechar la energía solar para cargar gratis sus vehículos.

 

Medición y reparto de energía

 

Por último, instalar sistemas de medición de consumos individualizados por vivienda, servirá para hacer un reparto de energía justo entre los vecinos.

Consiguiendo así un mayor control y cambios de hábitos en el consumo de energía de las viviendas.

 

 

Qué subvenciones hay para mejorar la eficiencia energética en un edificio

 

Los fondos NEXT GENERATION de la Unión Europea promueven este tipo de actuaciones de rehabilitación energética de edificios.

Se trata de una subvención para comunidades de propietarios hasta del 80% de la inversión (100% en casos de familias en situación de vulnerabilidad económica).

Es una gran oportunidad para que las comunidades mejoren su eficiencia energética por muy poco.

Para conseguirla, la comunidad solo necesita demostrar que ha logrado reducir la demanda energética al menos:

 

  • Un 25% en la zona climática C
  • Un 35% en las zonas climáticas D y E

 

Para demostrar esta reducción de la demanda energética es necesario hacer un CEE antes y otro después de rehabilitar.

El porcentaje de subvención dependerá de la reducción de consumo de energía primaria no renovable logrado:

 

 

 

Por dónde empiezo para mejorar la eficiencia energética de mi edificio

 

Lo primero es encontrar una empresa que te ayude con todo el proceso. De principio a fin.

En Envoltia somos una empresa instaladora especializada en rehabilitaciones energéticas en comunidades de propietarios.

Somos capaces de conseguir más de un 60% en reducción de demanda de energía.

Además, nos encargamos de gestionar subvenciones, así como todos los trámites necesarios.

Pero sobre todo, esto es lo que nos diferencia respecto a otras empresas:

 

  • Aceptamos la cesión del pago de la subvención, de modo que tu comunidad no necesitará adelantar dinero.
  • Facilitamos financiación a tu comunidad en caso necesario.
  • Contamos con un equipo de instaladores propio para todas las actuaciones.
  • Te olvidarás de coordinar diferentes empresas o de realizar trámites administrativos.
  • Te asignaremos un asesor energético a tu proyecto.
  • Sólo aceptamos un máximo de 10 proyectos al año para asegurar una buena atención de tu obra.

 

Empieza ahora y solicita una asesoría gratuita.

Si tienes dudas contacta con nosotros.

Te explicaremos nuestro método de trabajo y todo lo que podemos hacer para mejorar la eficiencia energética de tu comunidad.

 

 

 

Comentarios