Paneles solares en una comunidad de vecinos: una guía paso a paso

paneles-solares
Tabla de contenidos

En la actualidad, cada vez son más las personas interesadas en instalar paneles solares para producir su propia energía con el objetivo de ser más autosuficientes y reducir la factura energética.

En las viviendas unifamiliares la cosa parece fácil. También en las empresas. Sin embargo, para una comunidad de vecinos, puede resultar algo más complejo.

Es por eso que en este post te presentamos una guía paso a paso para instalar paneles solares en una comunidad de vecinos.

Te explicaremos en qué consiste exactamente el consumo colectivo y conocerás todo lo necesario para hacer realidad esta iniciativa, desde la planificación y el diseño, hasta la selección de proveedores y la financiación del proyecto.

Si tu comunidad está interesada en aprovechar la energía solar, ¡no te pierdas esta guía práctica!

¿Qué es el Autoconsumo Colectivo?

Es un sistema en el que un grupo de personas o empresas muy próximas entre sí comparten una instalación de paneles solares, y la energía producida por los paneles es consumida colectivamente por el grupo.

Esto significa que todos en el grupo se benefician de la energía producida y puede ayudar a reducir los costos de energía para todos los involucrados.

Tipos de Instalación para Autoconsumo Colectivo

Existen varios tipos de instalaciones para el autoconsumo colectivo que las comunidades de propietarios pueden considerar:

  • Instalación para cubrir el consumo eléctrico del edificio, que incluye ascensores, escaleras, garaje y zonas comunes. En este caso, la propiedad de la instalación corresponde a la comunidad de propietarios.
  • Instalación para cubrir el consumo eléctrico de las viviendas, donde la energía generada cubre el gasto de los vecinos en sus hogares. La instalación será propiedad de los vecinos que participan en ella.
  • Instalación para cubrir el consumo eléctrico de las viviendas y las zonas comunes, que tiene suficiente capacidad para cubrir las necesidades del edificio y distribuir la energía a los hogares. La instalación de autoconsumo también será comunitaria.

En cualquiera de estos tipos de instalaciones, se requiere un contador que controle la cantidad de energía que se genera y cómo se distribuye entre los usuarios.

¿Cuántos vecinos deben estar de acuerdo para instalar placas solares en la comunidad?

Para llevar a cabo una instalación de autoconsumo en un edificio o comunidad sujeto a la Ley de Propiedad Horizontal, se requiere un acuerdo de los vecinos.

El porcentaje de vecinos que deben estar de acuerdo para poder llevar a cabo la instalación varía en función de la modalidad e autoconsumo que se quiere implantar:

  • Para instalar una red energética que cubra el consumo de las zonas comunes o de todas las viviendas en un edificio (instalación comunitaria), se requiere la aprobación de una mayoría simple de los votos y cuotas presentes.
  • Si la instalación solo cubre una parte de la comunidad, pero permite que el resto de los vecinos se incorporen (instalación privada extensible al resto del vecindario), se necesitará una aprobación del 1/3 de los votos y cuotas de todos los miembros de la comunidad.

Y ¿qué ocurre con  los propietarios que no estén de acuerdo con la instalación?

En ese caso, la comunidad no puede repercutir el costo de la instalación o los gastos derivados, como el mantenimiento o la conservación, en los propietarios que no hayan votado a favor en la junta.

No obstante, estos propietarios pueden solicitar el uso posterior del sistema, abonando la cantidad que les correspondía debidamente actualizada con el interés legal correspondiente.

¿Cómo se repartirá la energía que se genera?

Una vez que se ha llegado a un acuerdo para instalar los paneles fotovoltaicos en la comunidad, es hora de decidir cómo compartir la energía que se produzca.

Para hacerlo, se deben establecer criterios justos, como la cantidad de dinero con la que cada vecino contribuya o la necesidad energética de cada vivienda.

Es importante poner el acuerdo por escrito en un contrato firmado por todos los participantes y entregarlo a la empresa instaladora para que pueda dar de alta la instalación.

La normativa establece que el tiempo mínimo de permanencia en el sistema de autoconsumo es de un año, y los coeficientes de reparto pueden modificarse cada cuatro meses.

La empresa instaladora estudiará el consumo de cada usuario para dimensionar la instalación adecuadamente y hacer el reparto equitativo. La comunidad debe decidir si está de acuerdo con la propuesta de la empresa y cómo se repartirán los costos. Una vez que se haya llegado a un acuerdo, es importante guardarlo por escrito.

Pasos para instalar placas solares en una comunidad de vecinos

Instalar paneles fotovoltaicos en una comunidad de vecinos es una buena manera de reducir el consumo de energía y ahorrar dinero en las facturas de electricidad, además de sumar un granito de arena hacia la sostenibilidad.

Sin embargo, instalar un sistema fotovoltaico en un edificio comunitario no es lo mismo que hacerlo en una vivienda particular.

En este caso, se deben seguir una serie de pasos específicos:

  1. Realizar un estudio de viabilidad
    Antes de instalar placas solares, es importante realizar un estudio de viabilidad para determinar si la instalación de paneles solares es rentable y factible en la comunidad de vecinos. Este estudio debería incluir una evaluación de la cantidad de energía que se consume en la comunidad, así como una evaluación de la cantidad de espacio disponible para la instalación de los paneles solares.
  2. Lograr un acuerdo con tu comunidad de vecinos
    A la hora de realizar una instalación fotovoltaica en una comunidad de vecinos, deberás asegurarte de llegar a un acuerdo sobre ciertas cuestiones:
    • Acuerdo para instalar paneles solares. Este acuerdo es el primero que se necesita y se refiere a la aprobación del proyecto de instalación de paneles solares. Los vecinos deberán votar y llegar a un consenso sobre la instalación de paneles solares en la comunidad, incluyendo la ubicación y cantidad de paneles necesarios.
    • Acuerdo de reparto de costes y financiación. Este acuerdo se refiere a la forma en que se financiará la instalación de los paneles solares. Los vecinos deben acordar cómo se dividirán los costos entre todos los propietarios y cuánto se espera que cada uno aporte. Este acuerdo también debe incluir los detalles de la financiación, como la forma en que se obtendrá el capital necesario para el proyecto y los plazos de pago.
    • Acuerdo sobre el  reparto de la energía que se  genera. Este acuerdo se refiere al reparto de la energía generada por los paneles solares. Los vecinos deberán acordar cómo se distribuirá la energía generada entre los propietarios y cómo se facturará el excedente a la red eléctrica.
  3. Solicitar y comparar presupuestos.
    Es recomendable buscar empresas especializadas en la instalación de paneles solares para comunidades de vecinos que tengan experiencia en autoconsumo colectivo.
    Realizar una instalación de autoconsumo colectivo es más complejo que una instalación individual.
    Trabajar con una empresa experimentada supone una mayor garantía para contar con una instalación eficiente.
    Además, una empresa que conoce los detalles de este tipo de instalaciones proporcionará asesoramiento a los vecinos y al administrador de fincas sobre los criterios de reparto de energía y cómo sumar nuevos vecinos a la instalación.
  4. Obtener permisos y autorizaciones.
    Antes de realizar una instalación de autoconsumo fotovoltaico colectivo, es imprescindible gestionar los permisos de obra y de la compañía distribuidora correspondientes. Si la empresa instaladora cuenta con experiencia en este tipo de instalaciones, suele encargarse de realizar ambas gestiones.
  5. Instalación y uso de la instalación.
    Una vez se hayan obtenido los permisos necesarios, la empresa contratada procederá con la instalación de los paneles solares, inversores y otros equipos requeridos.
    Cuando ya esté instalado el sistema se puede comenzar a utilizar. Es importante establecer un método de medición para que cada vecino pueda conocer su consumo individual y la energía que ha generado su parte del sistema.

¿Cuánto cuesta poner placas solares en una comunidad?

El precio de un sistema de autoconsumo con paneles solares en una comunidad va a variar mucho de una instalación a otra.

Son varios los factores que determinan el costo total de la instalación: el número de paneles fotovoltaicos necesarios, el tipo y el tamaño de la instalación, la potencia necesaria, los componentes, etc.

El primer dato que debemos conocer para calcular el precio de una instalación fotovoltaica para una comunidad es la potencia necesaria.

Para determinar la potencia de la instalación, es necesario tener en cuenta el consumo anual de todos los participantes de la comunidad, además del consumo eléctrico de la propia comunidad. Con esta información, se puede determinar el tamaño adecuado de la instalación y, a partir de ahí, -teniendo en cuenta otros factores – calcular el costo total del proyecto.

Es importante que la empresa instaladora realice un estudio detallado de la instalación a la hora de facilitar un presupuesto.

Este estudio, además del presupuesto total del proyecto, debe incluir información sobre la cantidad de energía que se puede producir,  la cantidad de energía que se puede aprovechar para el autoconsumo y la cantidad de energía que se puede verter a la red. Además, es esencial determinar el retorno económico esperado.

También es importante comprobar si hay subvenciones disponibles y si el municipio ofrece algún tipo de rebaja en el IBI para los edificios que instalen placas solares.

Es importante tener en cuenta que, a a pesar de que el costo inicial puede parecer elevado, la instalación de placas solares puede ser una inversión rentable a largo plazo. No solo puede ayudar a reducir las facturas de energía de la comunidad, sino que también puede contribuir a reducir la huella de carbono y proteger el medio ambiente.

Subvenciones para Placas Solares en comunidad de vecinos

Si eres propietario de una vivienda en una comunidad de vecinos y estás buscando formas de reducir tus gastos energéticos, ¡tenemos una buena noticia para ti! Existen varios tipos de ayudas y subvenciones para este tipo de instalaciones. Básicamente se trata de dos tipos, las que se aplican sobre los impuestos y las que lo hacen sobre el coste de la instalación.

Ayudas Next Generation de la Unión Europea

La Unión Europea ha lanzado su programa de Ayudas Next Generation, que incluye subvenciones para la instalación de placas solares en edificios residenciales.

Si tu comunidad de vecinos decide instalar paneles solares, podréis obtener una importante ayuda económica para financiar el proyecto. Además, al utilizar energía solar, reducirás significativamente la dependencia de la red eléctrica convencional, lo que se traducirá en un ahorro en la factura de la luz.

Bonificaciones del IBI

La instalación de placas solares también puede tener beneficios fiscales. En algunos municipios, se ofrecen bonificaciones del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para edificios que utilicen energías renovables. Esta reducción depende de cada ayuntamiento, pero suele ser aproximadamente del 50% en el importe del impuesto.

Reducciones en el ICIO

En algunos casos, se puede aplicar, además,  una reducción en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) para proyectos de instalación de energía solar. En este caso, la reducción puede ser hasta del 95%.

Deducciones IRPF

Finalmente, en cuanto a la declaración de la renta, si has invertido en la instalación de placas solares en tu comunidad de vecinos, puedes ser elegible para deducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

En resumen, la instalación de placas solares en tu edificio de viviendas no solo te permitirá ahorrar en tu factura de luz, sino que también podrás obtener importantes beneficios fiscales y contribuirás a la lucha contra el cambio climático. ¡No esperes más para explorar esta opción en tu comunidad de vecinos!

Beneficios de instalar paneles solares en comunidades

La instalación de paneles solares en comunidades puede tener varios beneficios. A continuación mencionamos algunos de los motivos por los que es recomendable instalar placas solares en tu comunidad de vecinos:

Ahorro de energía y reducción de costos

Al generar su propia energía solar, las comunidades pueden reducir significativamente sus facturas de energía y ahorrar dinero a largo plazo.

Aumento del valor de la propiedad

La instalación de paneles solares puede aumentar el valor de la propiedad al hacer que la comunidad sea más atractiva para los compradores potenciales que buscan formas de reducir sus costos de energía y su impacto ambiental.

Energía limpia y renovable

La energía solar es una fuente de energía limpia y renovable que no produce emisiones dañinas para el medio ambiente. Al instalar paneles solares, las comunidades pueden ayudar a reducir su huella de carbono y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Independencia energética

 Al generar su propia energía, las comunidades pueden volverse más independientes en términos de energía y no depender tanto de las compañías eléctricas locales.

Envoltia te ayuda a instalar sistemas fotovoltaicos en tu comunidad de vecinos

¿Gestionas o vives en una comunidad de vecinos de más de 25 años con calefacción central?

Desde Envoltia te podemos ayudar no solo a instalar paneles fotovoltaicos en tu comunidad. Nosotros vamos más allá. Te proponemos renovar completamente tu edificio y reducir los consumos energéticos con una subvención de hasta el 80%.

Aprovecha la oportunidad de renovar y revalorizar tu edificio con las subvenciones NEXTGEN.

Olvídate de solicitar varios presupuestos, coordinar diferentes empresas o realizar trámites administrativos.

Nosotros lo haremos todo por ti.

 

Comentarios