Cambio de caldera en comunidades de propietarios: guía completa

Tabla de contenidos

Tu comunidad de propietarios necesita un cambio de caldera porque la actual se ha quedado obsoleta.

Esta es una de las cuestiones más habituales en comunidades con calefacción central.

Y es que llega un punto en que, con el paso de los años, las calderas generan problemas y se deben cambiar por otras más eficientes.

También puede ocurrir que la comunidad quiera mejorar la eficiencia del edificio.

O que necesite hacer una rehabilitación energética integral y el proyecto incluya un cambio de caldera.

Sea como sea, se trata de una decisión importante que se debe meditar bien.

Porque de ello dependerá el gasto energético mensual de los próximos años.

Bien.

Aquí hemos desarrollado una guía completa para ayudarte a tomar esta importante decisión.

No obstante, si tienes dudas, estaremos encantados de ayudarte a resolverlas en comentarios o a través del formulario de contacto.

Mayoría necesaria para cambiar de caldera en una comunidad de propietarios

El cambio de caldera en una comunidad de propietarios solo requiere el acuerdo de la mayoría de la Junta.

No obstante, se pueden dar dos casos:

  1. Cuando una comunidad cuenta con caldera de carbón, gasoil o propano y se quiere cambiar a otro sistema más eficiente manteniendo la misma caldera, como puede ser gas natural o pellets.

En este caso, el artículo 17.7 de la Ley de Propiedad dice “Para la validez de los demás acuerdos bastará el voto de la mayoría del total de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación. En segunda convocatoria serán válidos los acuerdos por la mayoría de los asistentes, siempre que ésta represente, a su vez, más de la mitad del valor de las cuotas de los presentes”.

  1. Cambio de caldera: aquí hay que valorar dos situaciones:
    1. Si la caldera deja de funcionar, no tienen arreglo y se debe cambiar de forma urgente. En este caso, el artículo 10.1.a) de la LPH dice: “Tendrán carácter obligatorio y no requerirán de acuerdo previo de la Junta de propietarios…». Este sería un caso excepcional que se recomienda no aplicarlo siempre que sea posible.
    2. Si el cambio viene por un informe técnico por problemas persistentes que necesitan una actuación rápida, el acuerdo podrá darse por mayoría simple.

Tipos de calderas disponibles en el mercado

Al considerar el cambio de la caldera en una comunidad de propietarios, debes evaluar los diferentes tipos disponibles en el mercado y sus características.

A continuación te hablaremos de las más comunes:

Calderas de gasoil

Las calderas de gasoil son una opción común en algunas comunidades, sobre todo en zonas donde no llega el suministro de gas natural.

Estas calderas utilizan gasóleo como combustible.

Pero no son una opción ideal por dos motivos principales:

  • El aumento del precio del gasóleo en los últimos tiempos.
  • Es una de las opciones más contaminantes del mercado hoy día.

Esto hace que muchas comunidades de vecinos con calefacción central se planteen cambiar su caldera de gasoil por otra más eficiente.

Calderas de gas natural

Por otro lado, las calderas de gas natural son de las más utilizadas en áreas con acceso a este tipo de suministro.

El gas natural es un combustible limpio, que produce menos dióxido de carbono que el gasoil o el carbón.

No obstante, algunos el impacto de las fugas de gas llegan a la atmósfera y causan un calentamiento significativo.

Además de esto, el gas natural también ha incrementado su coste el los últimos 2 años, haciendo disminuir el ahorro de las familias.

Por tanto, tampoco no parece la mejor opción a la hora de hacer un cambio de caldera en una comunidad de propietarios.

Calderas de gas propano

Las calderas de gas propano son una opción versátil para aquellas comunidades que no tienen acceso al gas natural.

Pero tiene algunas desventajas que vale la pena considerar si tu comunidad está pensando en cambiar la caldera:

  • Es muy inflamable, de modo que puede resultar peligroso al transportarlo, manipularlo y almacenarlo.
  • No es tan eficiente como el gas natural.
  • Es muy contaminante al emitir importantes dosis de CO2 a la atmósfera.
  • Su precio es variable.

Por todas estas razones, excepto en situaciones puntuales, el gas propano tampoco parece idóneo para una comunidad.

Calderas de biomasa

Este tipo de calderas son adecuadas para comunidades de vecinos donde no llega otro tipo de combustible como el gas natural.

En estos casos, es una opción mejor que el gasoil o el gas propano, porque:

  • Es respetuosa con el medioambiente.
  • El coste del combustible puede ser un 50% inferior a los anteriores.
  • Es una tecnología segura para comunidades.
  • Cuenta con ayudas y subvenciones.

Uno de los puntos negativos es que la comunidad necesita de un gran espacio de almacenamiento de pellets o silo. O bien abastecerse con una red de calor disponible en su localidad.

Bomba de calor

Una bomba de calor es un aparato térmico que utiliza fuentes de energía gratuitas, para transformarlas y llevarlas al interior de un edificio o vivienda según sean las necesidades (calor o frío).

En este caso, no existen casi desventajas para utilizarla en una comunidad de propietarios con sistemas centralizados.

Esto se debe a que…

  • La energía sale de recursos gratuitos a nuestro alcance desde hace millones de años (aire, subsuelo y agua).
  • Por tanto es muy económica y rentable a medio plazo.
  • Se puede instalar en comunidades de vecinos para abastecer a todas las viviendas.
  • Además, cuentan con subvenciones, bonificaciones del IBI y deducciones fiscales que harán aún más rentable la inversión.

El único punto negativo es que supone una inversión mayor que otros sistemas.

Pero, al compartir los gastos de instalación entre varios vecinos, se amortiza antes.

Más abajo te vamos a hablar más en detalle de este sistema de bomba de calor para comunidades que buscan sistemas de calefacción y frío eficientes y rentables.

Evaluación de la eficiencia energética de las diferentes opciones de calderas

A la hora de elegir una nueva caldera para una comunidad de propietarios, debes evaluar bien la eficiencia energética de las opciones disponibles en el mercado.

Cada tipo de caldera, ya sea de gasoil, gas natural, gas propano o bomba de calor, tiene sus propias características en términos de eficiencia.

Vamos a verlo mejor en la siguiente tabla:

 Energía necesaria para
producir 1kWh térmico
Rendimiento
Gas natural1,1885%
Gas propano1,2580%
Gasóleo1,3375%
Biomasa1,2580&
Electricidad1,00100%
Bomba calor aerotermia0,25400%
Bomba calor geotermia0,17600%

Conocer las características de cada tipo de caldera en términos de eficiencia energética permitirá a la comunidad de propietarios tomar una decisión informada.

Porque podrás considerar tanto sus necesidades de calefacción como su compromiso con la sostenibilidad y el ahorro energético.

Cambiar caldera de gas o gasoil por bomba de calor en comunidades de propietarios

Según la tabla anterior, no hay duda que la opción más eficiente para cambiar la caldera en una comunidad de propietarios es la bomba de calor aerotérmica o geotérmica.

Pero, al ser un sistema relativamente nuevo, suscita dudas entre los vecinos.

Vamos a ayudarte a entender mejor cómo funciona este sistema:

¿Es rentable instalar una bomba de calor en una comunidad?

Sí. De hecho es incluso más rentable que en una vivienda unifamiliar porque el gasto de la instalación se comparte entre varios vecinos.

De modo que la amortización será a medio plazo.

Además, si optas por una financiación, cada vecino pagará la inversión con el ahorro que conseguirá cada mes.

Por otro lado, existen subvenciones, bonificaciones del IBI y deducciones fiscales que harán aún más rentable esa inversión.

¿Se tiene que someter a votación de todos los vecinos?

Como ya comentamos más arriba, esta actuación requerirá el voto favorable de la mayoría de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación.

Siempre y cuando el coste repercutido anual no sea superior a la cuantía de nueve mensualidades ordinarias de gastos comunes.

Para poder acometer un cambio de caldera en una comunidad de vecinos, debe haber una mayoría simple de propietarios que estén de acuerdo en hacer este cambio.

¿Es necesario hacer un estudio?

Para instalaciones de más de 70 kW se tendrá que realizar un proyecto.

En Envoltia nos encargamos de ello. Empieza aquí para solicitar una asesoría gratuita (solo aceptamos un máximo de 10 proyectos al año).

¿Qué es mejor para una comunidad de propietarios: una bomba de calor con aerotermia o con geotermia?

Como hemos visto en la tabla más arriba, la geotermia ofrece un mejor rendimiento, pero también supone una mayor inversión.

Antes de decidir un sistema u otro, se deben valorar numerosos aspectos: la zona climática, el nivel de aislamiento, el espacio disponible para la captación geotérmica, etc.

¿Necesito cambiar las instalaciones de la comunidad para poner una bomba de calor?

No tiene por qué.

Con la aerotermia podrás aprovechar todas las instalaciones que ya hay, gracias a que funciona con agua en lugar de gas refrigerante.

De este modo, la aerotermia se conecta al colector de la caldera antigua, aprovechando todos los componentes del circuito hidráulico.

Lo que sí se elimina es la salida de humos.

Respecto a los radiadores en cada vivienda, no es necesario cambiarlos. Sólo se debe redimensionar la instalación para valorar si el número de elementos instalados es suficiente.

En cuanto a los depósitos acumuladores de ACS que tenga cada vivienda, por lo general sí se deben sustituir.

¿Puedo tener también frío al cambiar la caldera de gasoil o gas en mi comunidad por bomba de calor?

Si cuentas con un sistema de emisión adecuado para refrigeración, podrás tener también frío.

¿Cuál es la vida útil de una bomba de calor en un edificio de viviendas?

Una bomba de calor de aerotermia o geotermia cuenta con una vida útil de entre 20 y 25 años con la misma eficiencia.

¿Necesita mantenimiento una bomba de calor en un edificio residencial?

Sí, pero al no emitir ningún tipo de combustión, el mantenimiento es mínimo.

Requisitos legales para el cambio de calderas en comunidades de propietarios

En el proceso de cambio de la caldera en una comunidad de propietarios, es fundamental cumplir con una serie de requisitos legales para garantizar la seguridad y eficiencia del sistema.

Si tu comunidad se está planteando un cambio de caldera por el motivo que sea, debes tener en cuenta lo siguiente:

Obtención de permisos y licencias

  • Es necesario obtener los permisos correspondientes de las autoridades competentes para llevar a cabo la instalación de la nueva caldera.
  • Estos permisos suelen variar según la ubicación geográfica de la comunidad y las normativas locales vigentes.

Normativas locales y nacionales

  • Es imprescindible cumplir con las normativas locales y nacionales en materia de seguridad y eficiencia energética al realizar el cambio de la caldera.
  • Estas normativas establecen los estándares mínimos que deben cumplir las calderas para garantizar su correcto funcionamiento y la protección del medio ambiente.

Subvenciones y ayudas disponibles

  • Existen diversas subvenciones y ayudas tanto a nivel local como nacional, que pueden facilitar el proceso de cambio de la caldera en una comunidad de propietarios.
  • Estas subvenciones suelen estar destinadas a promover la instalación de calderas más eficientes y respetuosas con el medio ambiente.

Al contratar una empresa para realizar el trabajo, debes tener en cuenta que está al corriente de los permisos, licencias y normativas.

Además, deben poder ayudar a tu comunidad en la gestión de subvenciones y ayudas que supongan un balón de oxígeno en la inversión de cada vecino.

En Envoltia ayudamos a comunidades de propietarios en el proceso de cambio de caldera por bomba de calor de aerotermia o geotermia.

Además de estar especializados en el sistema más eficiente hoy día en el mercado, lo hacemos fácil para los residentes.

Porque nos encargamos de: gestión de licencias, permisos, revisión y cumplimiento de normativas (tanto locales como nacionales) y gestión de subvenciones disponibles.

Para que no tengas que ocuparte de nada.

Solicita ahora una asesoría gratuita y entérate de todo.

Instalación de contadores individuales para medir el consumo de calefacción en comunidades con calefacción central

La instalación de contadores individuales en comunidades con calefacción central es fundamental para medir de forma precisa el consumo de calefacción de cada vivienda.

Este proceso implica la colocación de contadores en cada una de las unidades habitacionales, lo que permite una distribución equitativa de los costes entre los residentes.

Además, la instalación de estos contadores individuales facilita un mayor control sobre el consumo de calefacción de cada unidad, lo que puede llevar a una mayor concienciación sobre el uso responsable de la energía.

Asimismo, la medición individual del consumo puede ayudar a identificar posibles fugas o problemas en el sistema de calefacción de manera más eficiente.

  • Medición precisa del consumo de calefacción en cada vivienda.
  • Distribución equitativa de los costes entre los residentes.
  • Mayor control y concienciación sobre el uso responsable de la energía.
  • Identificación más rápida de posibles fugas o problemas en el sistema de calefacción.

Cómo se reparte la energía en una comunidad con una bomba de calor

En el caso de la bomba de calor, la energía se puede repartir entre los propietarios de dos maneras:

  1. Instalar contadores de energía o repartidores de costes.
  2. Pagar según el acuerdo vigente de la comunidad.

Impacto del cambio de calderas en la distribución de costes de calefacción entre los residentes

Al instalar una nueva caldera más eficiente, es probable que se reduzcan los gastos totales de calefacción para la comunidad.

Lo que podría traducirse en una disminución de las facturas individuales para los propietarios.

Esto es beneficioso a largo plazo, ya que una caldera moderna y eficiente consume menos energía y necesita menos mantenimiento.

Por otro lado, es importante considerar que el coste inicial de adquirir e instalar una nueva caldera puede ser elevado y requerir una inversión inicial significativa por parte de la comunidad de propietarios.

Este gasto puede distribuirse entre los propietarios de diversas formas, en función de lo acordado en las reuniones de la comunidad.

Es fundamental establecer un plan claro y equitativo para distribuir el gasto entre los residentes, considerando factores como el tamaño de las viviendas.

Además, vale la pena valorar la instalación de contadores individuales para medir el consumo de calefacción en cada vivienda también puede influir en la distribución de los gastos entre los residentes.

Con contadores individuales, los propietarios podrán pagar sólo por la energía que consumen.

Esto incentiva un uso más consciente y eficiente de la calefacción, ya que cada propietario será directamente responsable de su propio consumo.

Aspectos financieros del cambio de calderas en comunidades de propietarios

El cambio de la caldera en una comunidad de propietarios conlleva costes financieros importantes.

Por ello, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Evaluar el presupuesto para realizar la sustitución de la caldera, considerando tanto el coste de la nueva caldera como los gastos de instalación.
  • Valorar los ahorros a largo plazo que se derivan de la instalación de una caldera más eficiente desde el punto de vista energético.
  • Analizar las diferentes opciones de financiación disponibles para el cambio de la caldera en la comunidad de propietarios.

Para que te hagas una idea más clara, vamos a ver a continuación un ejemplo práctico de cambio de caldera en una comunidad de propietarios, por bomba de calor de aerotermia.

Ejemplo de sustitución de bomba de calor aerotérmica en una comunidad

Una comunidad de vecinos de 40 viviendas de 90m2 en Madrid quiere sustituir su antigua caldera de gasoil por una aerotermia, sin cambiar los sistemas de emisión.

El presupuesto en este caso estaría entre 135.000 y 165.000€.

Por vecino esto supondría un coste de entre 3.400 y 4.100€.

Esto sin contar con posibles subvenciones y ayudas.

El período de amortización podría estar entre 4 y 6 años.

Mantenimiento y costes operativos asociados al cambio de calderas

Una vez llevado a cabo el cambio de la caldera en una comunidad de propietarios, es imprescindible tener en cuenta los aspectos relacionados con el mantenimiento y los costos operativos asociados a esta nueva instalación.

Es importante programar revisiones periódicas de la caldera por parte de un técnico especializado, con el fin de asegurar su correcto funcionamiento y prevenir posibles averías.

  • El mantenimiento regular de la caldera contribuirá a prolongar su vida útil y a garantizar su eficiencia energética a lo largo del tiempo. También permitirán detectar y solucionar problemas, evitando costosos gastos de reparación.
  • En cuanto a los gastos operativos, una caldera eficiente y bien mantenida puede suponer un gran ahorro en la factura energética de la comunidad.
  • Se recomienda comparar diferentes presupuestos de mantenimiento y servicio técnico para la caldera, para obtener la mejor relación calidad-precio y asegurar un servicio profesional y eficiente.
  • Es fundamental garantizar que el mantenimiento de la caldera se realice de acuerdo con las especificaciones del fabricante y las normativas vigentes, para evitar problemas futuros y garantizar la seguridad de los residentes.

En el caso de la bomba de calor, la importancia de esta partida pasa a un segundo plano, al requerir un mantenimiento mínimo del equipo para su funcionamiento en condiciones óptimas.

Consideraciones sobre la selección del tipo de caldera más adecuado para la comunidad

Si te está costando elegir el mejor sistema de calefacción para tu comunidad, te recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

  • Evaluar las necesidades energéticas de la comunidad para determinar el tipo de caldera más adecuado.
  • Analizar las características de cada tipo de caldera (gasoil, gas natural, gas propano, biomasa y bomba de calor) y su compatibilidad con la infraestructura existente.
  • Considerar la disponibilidad de suministro de cada tipo de combustible en la zona donde se ubica la comunidad de propietarios (en caso de la bomba de calor esto no es necesario).
  • Consultar con profesionales especializados en instalaciones de calefacción para obtener recomendaciones personalizadas.
  • Comparar los costes de instalación, mantenimiento y operación de cada tipo de caldera para tomar una decisión informada.
  • Priorizar la eficiencia energética y la sostenibilidad al elegir el tipo de caldera, considerando el impacto ambiental de la elección realizada.

Importancia de la eficiencia energética en la selección de calderas

La eficiencia energética es un factor clave a considerar al seleccionar una nueva caldera para una comunidad de propietarios.

Optar por una caldera con alta eficiencia energética puede resultar en un menor consumo de combustible y, por lo tanto, en un menor impacto ambiental.

Además, una caldera eficiente puede contribuir en gran medida a la reducción de los costes de energía a largo plazo para la comunidad.

Al elegir una caldera con una buena clasificación de eficiencia energética, se garantiza un mejor rendimiento y una mayor optimización en la utilización de los recursos energéticos.

Esto no solo beneficia económicamente a los propietarios.

Sino que también ayuda a cumplir con los estándares medioambientales y a reducir la huella de carbono del edificio.

Pasos a seguir para el cambio de calderas en comunidades de propietarios

¿Te has decidido ya?

Estos son los pasos que debes seguir:

  1. Realizar un análisis detallado de las necesidades de calefacción de la comunidad para determinar el tipo de caldera más adecuado.
  2. Solicitar presupuestos a varias empresas especializadas en instalación de calderas y comparar las propuestas recibidas.
  3. Seleccionar la empresa que ofrezca la mejor relación calidad-precio y que cuente con experiencia en proyectos similares.
  4. Obtener los permisos y licencias necesarios para llevar a cabo la instalación de la nueva caldera, asegurándose de cumplir con la normativa vigente.
  5. Programar la fecha de inicio de las obras de cambio de caldera y coordinar la logística para minimizar las molestias a los residentes.
  6. Supervisar el proceso de instalación de la nueva caldera para garantizar que se realice según lo acordado y cumpliendo con los estándares de calidad.
  7. Realizar pruebas de funcionamiento una vez finalizada la instalación para verificar que la caldera opera correctamente y de manera eficiente.
  8. Ofrecer a los residentes información sobre el funcionamiento de la nueva caldera y proporcionarles las instrucciones de uso correspondientes.

Empieza por aquí y solicita una asesoría gratuita a los técnicos especialistas en bomba de calor para comunidades de Envoltia.

Listado de artículos de la categoría

No se han encontrado entradas de esta categoría.